El Universo vive en ti.

If you could trace the history of the carbon, calcium potassium, phosphorus, and water in your body, you would probably find that you are made up of bits of the Black Sea, extinct fish, eroded mountain ranges, and the exhalations of Jesus and Buddha.

Natural Capitalism, Paul Hawken

 En mi primera entrada hable de sentirse conectado, hable de un proceso íntimo que me llevo a crear un proyecto de diseño y sostenibilidad. Este proyecto se ha venido afianzando en mi interior con los meses. Quise que las ideas cobraran vida y me guiaran, y no al revés. Este blog es una parte fundamental en mi ,  y es una plataforma maravillosa para compartir ideas.

En su gran mayoría, ecologistas y conservacionistas han comprendido el funcionamiento de los procesos vivos gracias a su mirada sistémica, a su capacidad de hacer visible lo invisible y permitir que el misterio administre con destreza el tejido de la vida. En la naturaleza, nada se aísla, todo se apoya en una red de vínculos y alianzas que hacen girar las ruedas de la vida. La verdadera comprensión de esta conexión no se aprende en textos académicos, se vive y se siente en el corazón.

Las lecturas que he realizado sobre sistemas naturales han tenido un impacto profundo en mí, no solo por revelarme la belleza de la vida natural, sino por compartir conmigo una manera de comprender la vida. Sé que todo está vinculado, que mis acciones tienen implicaciones para mí y el resto de la humanidad, incluidas futuras generaciones.

Inevitablemente, cuando pienso en la profundidad de este concepto,  pienso en los seres humanos y en nuestros propios sistemas. Una mirada sistémica a nuestros sistemas me deja perpleja y triste, son sistemas extraños, ineficientes, lineares, poco estéticos y terriblemente desechables. Ray Anderson, el CEO de Interface comenta: “El 97% de toda la energía y los materiales utilizados en los productos manufacturados termina como desecho: operamos en un sistema industrial que, en realidad y antes que nada, es una máquina de fabricar desechos”. Así son nuestros sistemas industriales, que de la mano del consumismo desenfrenado, son una oda al desperdicio y la pérdida.

Hay varios tipos de pérdida que se generan en los sistemas lineares. Como comenta Paul Hawken, “Una sociedad que desperdicia sus recursos, desperdicia sus recursos humanos y viceversa. Estos dos tipos de perdida tienen un costo alto.” También estamos perdiendo en términos de biodiversidad, calidad de vida, soberanía alimentaria, para mencionar algunos. Sobre todos estos temas hablaré en posts subsiguientes. Miremos rápidamente la forma de desecho más familiar y cotidiana que conocemos, nuestra propia basura. La menciono porque es un elemento en crisis dentro de nuestros sistemas, que nos involucra directamente y nuestra relación con ella está afectando al equilibrio del planeta. La miramos por el lado, nunca de frente y siempre esperamos que cuando volvamos a mirar ya no esté ahí. Generamos basura como maniáticos y luego nos desentendemos. Tal vez un punto de partida seria mirar de frente, por primera vez a nuestra basura y reconocer su valor, después de todo, la naturaleza nos enseña que los desechos de unos son el alimento para otros, generando ciclos cerrados de total eficiencia y cooperación.

La biomasa* de todas las hormigas del mundo es mayor a la de todos los seres humanos juntos. ¿Porque no tienen las hormigas vertederos fuera de control, continentes de basura flotando en el mar? La basura y el concepto de desperdicio en general son temas que debemos replantear, y con ellos, todo nuestro sistema de creencias sobre lo que nos une al planeta y a otros seres vivos. Podemos crear bolsas biodegradables, polímeros con bases naturales, separar nuestras basuras en casa, pero el tema no está cerca de estar resuelto. Para hablar de basuras, desperdicio y pérdidas debemos hablar de nuestros miedos, de nuestros complejos, de toda nuestra humanidad, maravillosa y terrible.

Creo que el fallo de nuestros sistemas se relaciona con un desconocimiento del hecho de que estamos vinculados y conectados unos con otros. Si en nuestro corazón reconociéramos esta verdad, nuestras acciones serian diferentes, estarían fundamentadas en el respeto que merece cada miembro del tejido de la vida, incluidos todos los animales, plantas, futuras generaciones y nosotros mismos.

*Biomasa: Materia total de los seres que viven en un lugar determinado, expresada en peso por unidad de área o de volumen.

2 thoughts on “El Universo vive en ti.

  1. Hola Camila! No logrE dejarte un comentario en tu blog de eltiempo.com y me toc0 buscarte para expresarte mi acuerdo con la mayoria de las cosas que dices. El unico cambio a que podemos hacer en el universo es el de cada uno de nosotros. Y este tiene mas que ver con abrirnos para que ocurran procesos naturales que con perseguir cosas. !Que bueno que haya gente joven e inquieta como tu!
    Gustavo Estrada

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s