It is all around us.

We don’t need to invent a sustainable world, that’s been done already. Janine Banyus

Hace 3.600 millones de años, en un instante de conjunción perfecta, la vida como la conocemos, tomó su primer aliento gracias a las cianobacterias, bacterias verde azules que llenaron la atmosfera terrestre de oxigeno y crearon la fotosíntesis. Gracias a esta fotosíntesis oxigénica, la vida encontró una cuna idónea para desplegar sus alas, desencadenado así la evolución de las especies hacia las incontables formas vivas que hoy conocemos. Con el pasar del tiempo, la vida se abrió camino de la mano de la evolución y las especies desarrollaron características adaptativas respondiendo a los desafíos de sus hábitats particulares. Pulpos, cebras, arboles, hormigas, ballenas y humanos, todos comenzamos nuestra travesía en un mundo que se generó gracias a la cooperación de una bacteria con su entorno.  Para el mundo natural, la cooperación y la sostenibilidad siguen siendo los mecanismos gracias a los cuales se mantiene viva la chispa de la vida. La sostenibilidad, una característica inherente de la vida desde su nacimiento, siempre ha procurado su capacidad para perdurar en el tiempo. Con tremenda efectividad, la vida en la naturaleza subsiste, en ciclos perfectamente coordinados de muerte y renacimiento, para luego lucirse con su diversidad, abundancia y generosidad.

El ser humano no inventó el concepto de sostenibilidad. Lo digo porque a veces parece que habláramos de sostenibilidad como si fuera una moda novedosa, una genial ocurrencia derivada de nuestro deseo de cuidar el medio ambiente. Creo que la sostenibilidad, como la vida, hace parte de nuestro instinto y cableado interior. Para mi es claro que nuestro nivel de desconexión con nosotros mismos es el responsable de que no podamos asumirlo así. A diferencia de nosotros que concebimos la vida de una manera lineal, la naturaleza hace lo suyo de manera multidimensional. Donnella Meadows en su libro Thinking in Systems comenta:

Let´s face it, the universe is messy. It is nonlinear, turbulent, and dynamic. It spends its time in transient behavior on its way to somewhere else, not in mathematically neat equilibria. It self-organizes and evolves. It creates diversity and uniformity. That’s what makes the world interesting, that’s what makes it beautiful, and that is what makes it work. There is something within the human mind that is attracted to straight lines and not curves, to whole numbers and not fractions, to uniformity and not diversity, and to certainties and not mystery.*

El ser humano concibe la vida como una línea finita que comienza al nacer, se desarrolla día tras día, encadenada a toda suerte de carreras, incluidas la carrera profesional, la familiar, la económica y otros incontables afanes para llegar a otro punto dentro de la misma línea. Todo finaliza con la muerte, cuando desaparecemos en una negrura sin remedio.

Cuando se habla de sostenibilidad muchas veces nos referimos a las tres R’s, reutilizar, reusar y reciclar. La naturaleza lleva haciéndolas desde su inicio, con mucho éxito. Sin embargo, ¿es posible comprender la relevancia y profundidad del reciclaje o de la reutilización si en nuestra mente solo hay líneas? Necesitamos pensar en círculos, en formas orgánicas que se curvan, se replican y pliegan para nacer y morir creando infinitas posibilidades. Nuestro cerebro, un magnifico tesoro de la evolución, puede entrenarse para comenzar a pensar en sistemas cerrados, ciclos virtuoso que no solo generen conciencia ambiental sino toda una gama cosas maravillosas para nuestra vida, como vivir en la abundancia, la alegría y la gratitud.

 

*Reconozcámoslo, el universo es un lugar alocado. Es turbulento, no lineal y dinámico. Pasa su tiempo en comportamientos transitorios hacia otros lugares y no de manera matemáticamente equilibrada. El universo se auto organiza y evoluciona. Crea diversidad y uniformidad al mismo tiempo. Eso hace al Universo interesante y hermoso,  y también lo que lo hace funcionar. Hay algo en la mente humana que siente atracción por las líneas rectas y no por las curvas, por los números enteros, y  no por las fracciones, por la uniformidad y no por la diversidad, por la certitud y no por el misterio.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s