Una nueva mirada al Efecto Placebo y nuestro médico interior

Ocurre con frecuencia, en la manera como de vivimos hoy en día, que pasamos por alto los detalles más significativos. Parece que estuviéramos programados para ver algunas cosas y descartar otras, y desafortunadamente es en aquellas que desechamos en donde podría haber los mensajes más profundos y valiosos. Por ejemplo, ¿cuántas veces hemos escuchado sobre el efecto placebo y no nos hemos detenido a pensar en las implicaciones de este fenómeno? Doctores y pacientes están al tanto de esta realidad, pero no se le da la importancia que merece dentro del marco de la sanación o la medicina. Si nos preguntan, diríamos que el efecto placebo es útil en las pruebas farmacéuticas con medicamentos, para verificar que tan efectiva es una pastilla frente a una píldora de azúcar. De cualquier forma, en este contexto, el interés se encuentra sobre el nuevo medicamento, y el efecto placebo es simplemente una herramienta secundaria. La verdad es que el efecto placebo en estas situaciones ha demostrado ser efectivo, en promedio, un 35% de las ocasiones, sanando a los pacientes de maneras tan efectivas como su contraparte. ¿Porque no hacemos más investigaciones sobre el efecto de la creencia en la salud? Por qué consideramos que el efecto placebo es de menor relevancia frente introducir en el mercado una nueva pastilla? El efecto placebo aplica a pastillas, inyecciones e inclusive a cirugías. Hay casos registrados en los que pacientes se someten a cirugías falsas sin su conocimiento, y estas terminan siendo tan efectivas como una cirugía real. Cuando un paciente deposita su esperanza en algún medicamento, procedimiento o doctor, su sistema se relaja y su cuerpo tiene la oportunidad de activar sus mecanismos de regeneración. Nuestro cuerpo tiene maravillosas herramientas para curarse a sí mismo.

Existe también otro fenómeno, el Nocebo, en donde un paciente experimenta los efectos secundarios negativos que una autoridad, como un doctor, le ha dicho que tiene un medicamento, aun cuando ha tomado una pastilla falsa. Parece que el poder de la creencia aplica de maneras positivas y negativas en nuestros cuerpos.

Creo que los seres humanos somos seres complejos que no pueden ser del todo comprendidos por nuestra lógica limitada. Muchas veces ocurre que pacientes quieren sanar y no sanan. No creo que estos pacientes hayan fallado de ninguna manera o no hayan deseado su recuperación lo suficiente. En este mundo hay una gran cantidad de entrega al misterio que debemos hacer, de rendición a la voluntad de la vida. Sin embargo, creo que no existe un mayor obstáculo en la sanación que una posición de victima frente a la adversidad. Si solo un paciente se ha curado mediante el efecto placebo, todos podemos hacer lo mismo, todos podemos acceder a un espacio en nuestro interior en donde la creencia es superior a la materia y nuestras mentes y corazones nos abren el camino hacia el bienestar.

No quiero quitarle merito a los avances de nuestra medicina occidental, han habido milagrosos descubrimientos. Simplemente quisiera que la medicina también reconociera el poder del médico interior que todos tenemos adentro, un médico intuitivo y compasivo que está listo para dar su mejor esfuerzo mientras confía plenamente en las decisiones sabias de la vida.

One thought on “Una nueva mirada al Efecto Placebo y nuestro médico interior

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s