Si quieres cambiar, ten claros los costos, ¿qué te cuesta lo que haces?

Casi nunca tenemos los costos claros. No somos conscientes de lo que implica no hacer algo. El costo de la inacción. No cambiar algo es una decisión. Irnos con lo mismo siempre, inactivas frente a lo que ya no funciona, es una decisión. No es fácil ver sus implicaciones porque se tejen lentamente. Y no es que seamos deficientes, simplemente, somos humanas, y por con siguiente, las consecuencias a largo plazo no es lo primero en el radar. La especia humana, le pone atención a lo inmediato. Así somos. Por eso, muchas veces abandonamos las estrategias de cambio porque no vemos resultados rápidamente.

En todo caso, la inacción tiene consecuencias. Negarlas tiene consecuencias. Saber lo que pagas es clave. No para asustarte, simplemente para vivir conscientemente y tomar decisiones de manera digna. Si no quieres ejercer cambio, perfecto. Eres un ser autónomo y tu dignidad radica en tu capacidad para decidir. Solo asume las consecuencias.

A veces, creemos que cambiar es un tema de solo enfocarnos en lo positivo. No es cierto. También debemos mirar de frente y con madurez las implicaciones de nuestras acciones. A veces, duele. No queremos ver cómo hemos deteriorado nuestra salud, o aislado de otras personas. No te preocupes. No es un tema de castigo, solo de consciencia. Saber las consecuencias es gasolina para los procesos de cambio. Te impulsa porque estas decidiendo lo que quieres, y lo que no quieres.

Hoy veía un blog de una mujer muy interesante que habla de muchos temas relacionados a la comida. Ella hablaba sobre los costos de no tomar las riendas de la manera como comemos. Y sobre la idea de que las calorías son baratas y la nutrición es costosa. Una idea desquiciada, que ella quiere derrumbar. Según un estudio realizado en Estados Unidos, una mujer paga aproximadamente 5000 dólares anuales, a causa de la obesidad. Ese costo es básicamente la productividad que pierde.

Ella es líder de un programa para bajar de peso. Yo no hago eso, no promuevo la perdida de peso como la solución. Perder peso es más como un efecto colateral de un trabajo interno. De igual forma, esta suma que menciona también puede medirse de otra manera. Puede contemplar el costo de aplazar la vida. De vivir en un cuerpo que no goza. Eso es un costo alto para una mujer, que necesita su cuerpo a todo momento, en plena forma espiritual.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s