Eres tu vulnerabilidad

Eres tu vulnerabilidad.
La verdad, no lo había pensado así hasta que lo leí. Reflexioné sobre esta frase y me golpeo fuerte. La profundidad de nuestra vida depende de lo mucho, o poco, que estemos dispuestos a enfrentar nuestra propia vulnerabilidad. La vulnerabilidad está en el centro de sentir, y sentir es el centro de vivir. En cualquier experiencia emocional, hay un grado de vulnerabilidad y toda la gama de emoción es fundamental porque, aunque nos guste tanto la felicidad, sentirse bien incluye la capacidad de estar tristes, bravos o aburridos.

Vulnerabilidad es la incomodidad de exponerte, arriesgarte. Es ese lugar que cree en el peligro percibido de mostrarte, tal cual eres. Sostener este lugar de “riesgo”, no es una experiencia placentera, pero es una llave y una puerta, hacía todo lo soñado.

Publicar un libro que incluye tanto de mí, ha sido una experiencia vulnerable. He aprendido que sistemáticamente exponerme y tolerar mi vulnerabilidad es un proceso que ejercita, en mí, nuevos músculos. Es el ejercicio diario de preferir mostrarme, tal cual soy, sin crear paredes de protección, como el perfeccionismo, la evasión o la agresión.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s