COACHING SESIONES PRIVADAS Y POR SKYPE

No es fácil pelear con la comida. Es una lucha sin tregua porque necesitamos de ella todos los días. Muchas mujeres tienen esta lucha, pelean con su plato y con su cuerpo porque internalizaron creencias sobre la apariencia correcta. La realidad es que no podemos encajar en moldes, todas somos diferentes. La lucha con la comida es una puerta que atraviesas para recuperar tu cuerpo, reclamarlo como propio y aceptar todo lo que eres.